Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

HotSpotlight: Tom Odell

Tal vez no conozcas el nombre, pero es más que seguro que hayas escuchado alguna de sus canciones en alguna comedia romántica, película de fin de semana o contenido promocional de la BBC. Se llama Tom Odell y tiene 27 años. A los 23 sacó su primer álbum, Long Way Down, y desde entonces a cautivado con sus composiciones, en su mayoría desgarradoras y cargadas de melancolía, a miles de fanáticos que han tenido la suerte de toparse con su música. Odell se formó desde los 18 años tocando de bar en bar. Todavía se le nota esa esencia al verle siempre detrás de su piano y, sobretodo, cuando le da por interpretar canciones de artistas que él admira.

En la industria del entretenimiento existe el término sleeper hit, empleado para describir aquellos productos, muchas veces de bajo presupuesto, que lograron alcanzar el éxito gradualmente. Odell encaja en esta categoría, pues a pesar de ganar en 2013 el Brit Award en la categoría Critics’ Choice, el rubio de ojo azules oriundo de Chichester, no goza de fama internacional al estilo de Taylor Swift o su compatriota Adele. Parece que a Odell la fama relativa le sienta bien. Sus conciertos no suelen ser en estadios o grandes arenas, prefiere los pequeños teatros o locales, siempre frente a un público reducido y dispuesto a dejarse llevar por su desgarrador piano.

A Odell le encanta escribir piezas de estructura creciente y escuchar como, poco a poco, su piano se ve opacado por una guitarra eléctrica o un grupo de violines. Concrete, perteneciente a su álbum Wrong Crowd, es un ejemplo perfecto. Indudablemente Odell, mucho más que un showman, es un compositor indiscutible. Can’t Pretend, Another Love y su más reciente, If You Wanna Love Somebody, no son típicas piezas de estructura piano-pop sencilla. Al británico le encanta la combinación de sonidos y eso se puede ver en todas sus canciones.

No mucho ha cambiado desde que Lily Allen descubrió al muchacho y le ofreció un contrato en su compañía disquera In the Name Of. Odell sigue teniendo pinta de buen chico, pero su actitud ante la música y el escenario brilla con luz propia, siempre comprometido con la música directa y de calidad. Ahora se prepara para estrenar su tercer trabajo discográficoJubilee Road, y por lo que nos dejan ver los sencillos publicados hasta ahora, las letras de Odell han tomado un tono optimista y no tan desgarrador. Quién sabe, tal vez este muchacho ha encontrado, finalmente, esa alegría y amor que tanto buscaba en sus canciones.