Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Disney y Netflix rompen relaciones

Walt Disney Co. anunció que dejará de venderle películas a Netflix Inc. y comenzará a ofrecer programas deportivos de ESPN y películas familiares directamente a los consumidores a través de dos nuevos servicios de streaming, que inaugurará el próximo año.

El servicio de ESPN, que la compañía lanzará en 2018, contará con 10 mil eventos en vivo al año, incluyendo béisbol de las Grandes Ligas, hockey, fútbol y tenis, así como deportes universitarios.

En 2019, la compañía lanzará otro servicio en línea con películas de Disney programadas para su lanzamiento, así como nuevos shows. 

Según los planes oficiales hasta ahora, el servicio de streaming de Disney estará disponible en Estados Unidos, sin que se conozcan más detalles sobre las condiciones de la nueva plataforma. Su catálogo incluirá clásicos de Disney y Pixar, los programas emitidos por los canales Disney Channel, Disney Junior o Disney XD, realizando también una fuerte apuesta por el contenido original, programas de televisión, cortometrajes y otras producciones exclusivas.

Netflix podría tener derecho a emitir largometrajes que se estrenan tanto este año (como Star Wars: The Last Jedi o Cars 3) como el que viene (Avengers: Infinity War, Los Increíbles 2). Por el momento no se ha confirmado que estas producciones de Marvel o Lucasfilm realmente acaben siendo emitidas por el servicio propio que lanzará Disney, ya que es un tema que se está discutiendo actualmente.

Con esta nueva estrategia la compañía intenta captar al público digital que está abandonando la televisión tradicional. “Nuestros propios servicios de streaming nos darán un mayor control sobre nuestro destino en un mercado rápidamente cambiante”, dijo Bob Iger, presidente ejecutivo de Disney.

El ejecutivo explicó que sus nuevos servicios estarán basados en tecnología suministrada por la firma de transmisión de video BAMTech, y anunció que pagará mil 580 millones de dólares para comprar una participación adicional del 42 por ciento en esa compañía, en la que adquirió una porción minoritaria en 2016.

El anuncio se dio luego de que los ingresos de Disney cayeron levemente a 14 mil 240 millones de dólares en el tercer trimestre, terminado el 1 de julio, con respecto a los 14 mil 280 millones de dólares que hizo el año anterior.