Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Taylor Swift y Katy Perry oficializan su buena relación en el video de “You need to calm down”

El mensaje es claro: qué mejor complemento para una hamburguesa que las papas fritas. Luego de años de rumores que alimentaban el mito de una feroz competencia devenida en enemistad entre ellas, Katy Perry decidió unirse a Taylor Swift para su video “You Need To Calm Down”, una canción que, en el Mes del Orgullo, promueve la tolerancia hacia la comunidad LGTB. El clip en cuestión, lleno de colores vibrantes y escenas surrealistas, cuenta además con las participaciones de Ellen Degeneres, Ryan Reynolds, RuPaul, Adam Lambert y Adam Rippon, entre muchos otros. Sin embargo, es la reunión de Perry (vestida de hamburguesa) y Swift (como una porción de papa fritas) en escena.

A través de Instagram, las dos cantantes compartieron la imagen del abrazo que se dieron detrás de escenas. “Este almuerzo está libre de carne”, escribió Perry junto a la foto, en alusión a la campaña que alienta a no comer carne los días lunes. “You Need to Calm Down” es el segundo corte de Lover, el disco de Swift que saldrá la venta el 23 de agosto. El clip transcurre en un parque de casas rodantes de color pastel, con manifestantes anti-LGTB que expresan su odio mientras un grupo de coloridos personajes se divierten, toman sol y celebran una boda gay. Sobre el final, en medio de una guerra de comida, la cantante se encuentra con su colega y terminan fundiéndose en un cariñoso abrazo. “Demostremos nuestro orgullo al exigir que, a nivel nacional, nuestras leyes realmente traten a todos nuestros ciudadanos por igual. Por favor firme mi petición para que el Senado apoye la Ley de Igualdad en change.org”, puede leerse al final del video.

El conflicto entre las cantantes se originó en 2013, cuando Perry terminó su gira mundial y sus bailarines iniciaron un tour con Swift bajo la promesa de que volverían con su “jefa” original si esta los requería. Sin embargo, Taylor no cumplió con su palabra, se negó a rescindirles los contratos y Katy debió reorganizar sus shows. Desde entonces, los “palitos” entre ellas se volvieron una constante.

Swift, por ejemplo, le dedicó a su rival la canción “Bad Blood” y se unió con su grupo de amigas para el video en el que Selena Gómez interpreta a una villana muy parecida a Perry que es derrocada por el “equipo” de Taylor. “Durante años no supe si éramos realmente amigas o no. Ella se acercaba a mí en las entregas de premios, me decía algo y desaparecía. Yo me quedaba pensando, ‘¿somos amigas o me acaba de decir el insulto más grave sonriendo?’ El año pasado hizo algo tan horrible que me quedó claro que éramos enemigas. No fue sobre un chico, sino sobre negocios, ella básicamente intentó sabotear una presentación. Quiso contratar a un grupo de personas que estaban trabajando para mí”, explicó la rubia tiempo atrás, en el pico de su enfrentamiento con Perry.